Sede oficial de la hermandad 'El gran concilio' de World of Warcraft
 
PortalÍndiceCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 El fusil nevado

Ir abajo 
AutorMensaje
Trockbar*



Cantidad de envíos : 2
Fecha de inscripción : 15/02/2009

MensajeTema: El fusil nevado   Dom Feb 15, 2009 3:53 pm

Mi nombre es Trockbar Harmonn, originario de las nevadas tierras de Dun Morogh.
Si es que nací ahí...

No llegué a conocer a mi madre, que pareció morir a manos de alguna bestia en sus infinitos viajes. Mi padre, Mordekai Harmonn, era un valiente cazador que había viajado toda su vida, y siguió viajando incluso cuando yo había nacido. Sólo cuando tuve cuatro años se quedó definitivamente en Dun Morogh, de modo que puedo haber nacido en las Tierras de la Peste del Este o los Claros de Tirisfal.
Sin embargo, desde que recuerdo siempre he estado en Dun Morogh, aunque mi padre me habló de sus historias, de cómo había viajado por el mundo conmigo de la mano. Yo no recuerdo aquel entonces.
Dun Morogh no es el lugar ideal para un niño, al menos sus campos. Los lobos devoran a los niños que se alejan demasiado de sus padres, y los osos descuartizan a los exploradores. En Gnomeregan, los corruptos esperan manchar sus llaves inglesas con la sangre de los aventureros.
Si bien la mayoría de los niños se crían en la gran Forjaz, o en Kharanos o Yunkemar, que son pequeñas villas seguras. Mi padre me crió en los campos. Hacíamos constantes acampadas por todo aquel territorio nevado, y mi padre me enseñó el manejo del hacha y el fusil. Gracias a sus lecciones aprendí a manejar los complejos instrumentos gnomos, interesándome por la ingeniería. Mi primera presa la obtuve a los diez años. Fue un lobo que maté con un hacha que mi padre me había dado, y su sangre me manchó todo el cuerpo. Aún me cuesta olvidarlo.
Mi padre murió poco después de que obtuviera la mayoría de edad, y entonces partí. A su muerte, sus últimas palabras fueron un ruego por vivir lo que él jamás había vivido. Llegar a Rasganorte, a Terralende. Acabar con la dama Onyxia, tomar Arathi.
Esa es mi empresa, seguir el legado de mi padre. Y, con mi fiel Pharrer, el lobo de las tierras de Costa Oscura, podré hacer frente a lo que sea.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
El fusil nevado
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Hermandad: El Gran Concilio - Shen Dralar :: Miembros :: Historia de los hermanos-
Cambiar a: